Clínica

La voz es un espejo del estado de nuestro cuerpo. Refleja la energía física y emocional. La voz absorbe la realidad de nuestro cuerpo constantemente. Por eso es capaz de cambiar, aprender y rehacerse. En el Estudio de Voz Marina Garzón te ayudamos a reeducar tu voz.
Escultura de cara

Si sientes fatiga vocal

Hablar mucho no tiene porqué cansar la voz, el verdadero problema aparece cuando se instala la fatiga. La fatiga vocal se  debe a un mal funcionamiento continuado de la voz. En nuestro Estudio fortalecemos tu voz para aumentar su umbral de fatiga. Descubre tus puntos fuertes y débiles. En estos casos no sólo es importante dejar de hacer lo que te perjudica sino empezar a hacer lo que equilibra y fortalece a tu voz. 

Si hablar te supone un esfuerzo

Si no controlas tu volumen, sientes rígida la musculatura de tu cuello o te ahogas al hablar, es posible que ya hayas entrado en un bucle de sobresfuerzo vocal. Este patrón es difícil de corregir por sí mismo porque las tensiones producidas al hablar se retroalimentan. En nuestro Estudio trabajamos la elasticidad vocal, la modulación y la emisión fácil reeducando tu voz con un entrenamiento eficaz, sencillo y a tu  medida. 

Disfonías o trastornos vocales

Si padeces disfonía, a tu voz le suenan ruiditos, escapes de aire posiblemente tu otorrino te haya diagnosticado una alteración orgánica tipo edema, nódulo, pólipo o te hayas sometido a una intervención quirúrgica, debes revisar tus hábitos vocales. Es común que ciertos trastornos en la voz sean funcionales, es decir, te los hayas producido tú mismo al usar tu voz de manera incorrecta y dañina. En nuestro Estudio evaluamos y detectamos los factores que precipitan los trastornos funcionales y establecemos hábitos vocales nuevos beneficiosos.